Contigo.

21 de agosto de 2011

-¿Puedo decirle algo?

-Si, dígame, ¿Le paso algo?

-No, solo que te ves hermosa con ese vestido.

-Aggg... Gracias, me lo puse pensando en usted, ahora que estamos solitos.

-En un tiempo no estaremos solos.

-No, igual no lo asumo totalmente y estoy preocupada, pero gracias por estar conmigo.

-Obvio que estaré contigo, eres una muy buena persona Thamara, que nadie te diga lo contrario nunca.

-Jajajaja leso, yo creo que usted es una buena persona, buena del alma... Ouch! No me he sentido bien de la panza, y me preocupa, el lunes tenemos control.

-Iré contigo, no quiero que muevas un dedo.

-No estoy imposibilitada para valerme por mis medios, no te preocupes.

-Insisto, iré contigo, no me quiero perder nada. A todo esto, que quería tu mamá.

-Contarme que había soñado dos veces conmigo, una el jueves, que mi abuela que falleció se acercaba a decirle que me estaba riéndo mucho con una amiga y que era demasiado y ella se molestaba con mi abuela por que decía que eramos jovenes que es bueno y normal, y que anoche soñó que estaba embarazada, que estaba en la casa de una amiga y me tenían que llevar de urgencia por que yo no le había dicho a nadie... igual quedé preocupada, bueno nadie sabe salvo nosotros.

-Si... me imagino, oiga! igual es como preocupante no sé... Bueno, ya sabemos que hacer y sabes que no te dejaré sola y que podremos estar juntos hasta que ésto siga... o acabe. Igual estoy super preocupado por tus estudios, por las clases de inglés y todo... pero al parecer estoy más preocupado yo que usted.

-Jajaja, es que no lo sé, no se como pero se que saldremos bien en todo.

-Besitos... pero primero tómese las vitaminas.

-Aggggghhhhhh My Pretty Kitten...