Te sacaron el Rollo oe!

23 de junio de 2011

Me intimida tanto cuando saben cosas sobre mi sin conocerme. Cosas como el que pienso, el por que hago las cosas, o que creo... de verdad me intimida. El Flaco me sacó absolutamente todo el rollo, tanto así que tuve que confesarle quién era. Terrible, terrible. Es el primero en saber y era algo insostenible, lo sabía desde un principio, el segundo fue el Lobo y su respuesta claramente fue "Vo dale".

Me agrada su pregunta de "Y él" pero a la vez me da risa, que prefiero reir y hacerme la loca. Funciona. El Flaco dice que era obvio por mi parte y para la suya. El modo de hablar, el modo de reir, el modo de mirarlo a él, y como mi rostro cambiaba descomunalmente aunque hubiera estado hablando del Bueno. Era algo que pasaba y me cambiaba.

Ahora... bueno, mi super plan de vida no cambia, soltería rules. Necesito mucho el trabajar para pagarme mi carrera y mi Kia Morning y mi cuchitril que me pasarán. Maravilloso. Pero emm como le digo, como le digo.... 33. 33, me está sacando en parte de mis planes, aunque su apoyo para el estudio es total, y su risa por haberlo tratado de "Los idiotas ingenieros"

Hoy estoy nerviosa, más, más, mucho más que ayer. De seguro el Flaco me llamará y me prguntará donde estoy, y no será agradable para mi decir "En Maipú, en el Consalud viendo al Traumatólogo por el tema que te hablé ayer" preferiría estar en terreno, o conversando con el Flaco para darle ciertos por menores y que su mente aguda me diga algo que me ilumine la cesera, cosa que pasa bien seguido por lo demás. Estoy en el limbo a punto de "parar toda la faena" pero no sé si hacerlo.

Las cosas pasan por algo, una de esas son los ab. esp. igual me dio lata, pero a la vez alegría porque ahora estoy en otro planeta y bueno, acompañado del ab esp. llegó visitación y jodió los planes del viernes para el sábado, el salir por un vino caliente con manzana, comer algo, ver una película, abrazos por allá y por acá, su nunu con escándalo y su momería. Cerrando todo con lo mejor. La guinda. jajaja, para después el sábado ir juntos al trabajo y hacer la hora, retirarnos y salir de shoping al mall o a cenar algo por ahí. ¡Demónios!

Igual la invitación sigue en pie, pero incomoda ni muerta. Maldita Visitación.